no comments

Cuenta hotmail pirateada. ¿Cómo recuperarla?

Aunque la mayoría de nosotros pensamos que nuestra cuenta de correo electrónico no tiene tanto valor como para que alguien nos la robe, la realidad es que podemos sufrir un ataque y encontrarnos con la sorpresa de que al intentar entrar en hotmail nos hayan bloqueado el acceso. Esto puede ser porque alguien haya pirateado nuestra cuenta hotmail o se haya impedido que terceros sin permiso entrasen al tratar de hacerlo. El asunto es que en esos momentos no podemos acceder y por tanto consultar ni iniciar cuenta para mandar mensajes.

En caso de que tengas este problema no te preocupes. Aquí te vamos a explicar algunos detalles con los que recuperar tu cuenta de correo hotmail si no logras acceder a ella porque te la han pirateado.

cuenta hotmail pirata

Entrar en mi cuenta hotmail pirateada

Cuando al introducir la contraseña de correo habitual no podemos acceder a nuestra bandeja de entrada es porque alguien ha cambiado los datos de acceso. Es lo que comúnmente denominamos piratear una cuenta. En ese caso tenemos que buscar el mensaje ¿No puedes acceder a tu cuenta? de la página principal de outlook, a través de la que se gestiona todo el correo hotmail.

Cuando clicas en la pregunta, verás varias opciones. Selecciona Creo que otro usuario está usando mi cuenta Microsoft y sigue las instrucciones que te indica la página para recuperar el acceso a tu correo. Se te pedirán algunos datos, como las respuestas a las preguntas de seguridad que introdujiste cuando creaste tu cuenta hotmail la primera vez. Por ello es importante recordar muy bien los datos que pusiste si no quieres que te identifiquen como el impostor y pierdas tu cuenta para siempre. No obstante, puedes intentar recuperar la cuenta tantas veces como quieras, por lo que si no recuerdas algo la primera vez, tan solo necesitas tratar de hacer memoria la siguiente.

cuenta hotmail pirateada

Refuerza la seguridad de tu cuenta hotmail

Una vez que todo ha vuelto a la normalidad, lo mejor es tomar medidas para que esto no vuelva a pasar en el futuro.

Evidentemente tendrás que cambiar tu contraseña por otra más segura. Lo ideal es que no sea una palabra ni frase, sino un conjunto de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos, cuanto más enrevesado mejor. Recuerda guardar la contraseña en un lugar seguro después.

En cuanto a la frecuencia de cambio de contraseña, hay quien dice que no es una buena idea hacerlo a menudo, mientras que otros abogan por cambiar cada pocos meses. Este es un tema del que hablaremos en otra ocasión.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Responder