no comments

LG G3 con Snapdragon 805 vs LG G3 con Snapdragon 801

El LG G3 “normal” incorpora de serie un SoC Snapdragon 801 de Qualcomm, este chip es capaz de darle la potencia suficiente al teléfono para hacer su rendimiento envidiable. Aún así, naturalmente, muchos sienten curiosidad por ver cuanto más potente es el teléfono estrella QHD de LG equipado con el chip Snapdragon 805. Después de todo estamos ante una GPU Adreno 420 que debería ser un 40% más potente que el Adreno 330 que incorpora el Snapdragon 801. Lo que suena muy prometedor, ¿no?

Pues bien, esta vez vamos a poder resolver el misterio, ya que el vendedor de Hong Kong, ePrice, ha tenido en sus manos el LG G3 LTE Cat. 6 que equipa un SoC Snapdragon 805 y le ha puesto los habituales benchmarks. El resultado es… bastante menos impresionante de lo que cabría esperar. Aunque las puntuaciones del G3 escalan hasta los 24.660 puntos en Quadrant, tampoco es que sea un incremente espectacular si tenemos en cuenta que la versión normal del G3 ya alcanza los 23.551 en las mismas pruebas. Y sobre el papel el Samsung Galaxy S5 es aún más rápido.

En AnTuTu, el hardware mejorado alcanza unos resultados de 33.991 puntos que hay que comparar lo con los 30.634 del LG G3 original. Aquí incluso el G3 equipado con Snapdragon 805 no es capaz de sobrepasar al Samsung Galaxy S5 que llega hasta los 36.603 puntos.

Hay una cosa segura que estos benchmarks si han sacado a la luz – el Snapdragon 801 no tiene mucho que envidiar al nuevo 805. LG sabía lo que hacía cuando lanzó el G3 con un SoC “antiguo”. A juzgar por el resultado de los benchmarks, la mejora más sustancial que incluye el Snapdragon 805 es la actualización y soporte para LTE Cat. 6 – que se debería vender bien en Corea del Sur, ya que tanto Samsung como LG se apresuran a tener versiones compatibles con Cat. 6 para sus teléfonos estrella en el menor periodo de tiempo posible.

Sin duda, el haber añadido un nuevo SoC también trae otras mejoras que no se han analizado aquí, como pueden ser la vida de la batería o el nivel de calor, pero para poder saber si merece la pena su mayor precio todavía habrá que seguir investigando.

Responder